+34 692 87 52 47 info@tutesis.net

Hacer la introducción de tu TFG forma parte del preámbulo necesario para iniciar la redacción de tu proyecto. En este apartado vas a introducirte dentro del campo de conocimiento, haciendo uso también de la práctica de aquellas técnicas de investigación que utilizarás a lo largo de tu TFG. Por lo tanto, para hacer la introducción de tú TFG debes realizar una presentación breve del tema o del problema de tu investigación.

Además, para comenzar a redactar este apartado, es necesario tener definido y delimitado completamente el tema, esto te ayudará a abordar el desarrollo del mismo de forma correcta. Igualmente, es imprescindible también contar con el apoyo y la aprobación de tu tutor en todo momento, especialmente cuando estas iniciando tu TFG para que este pueda guiarte en la dirección acertada desde el comienzo.

En resumen, la introducción de tu TFG consiste en realizar una pequeña descripción del trabajo o proyecto que vas desarrollar o realizar, con la intención de que el lector tenga claro en qué se basa el trabajo.

Lo que debes saber para hacer la introducción de tu TFG

 

Como ya te hemos indicado, en la introducción de tu TFG  debes hacer la presentación del tema o problema de la investigación, señalando de manera clara y precisa sus elementos, las razones de la investigación, los motivos, el origen y su naturaleza. Por otro lado, en este apartado se suelen señalar las implicaciones, los supuestos, las conexiones teóricas, la biografía que utilizarás y la metodología que aplicarás para realizar tu trabajo.

También, en la introducción de tu TFG se deben mencionar los objetivos, las limitaciones y las dificultades que se presentan en tu TFG. Así mismo, en la introducción de tú TFG debes anticipar la estructura del proyecto, las partes que lo componen y las razones que justifican el orden de desarrollo de las partes de tu TFG.

No obstante, la estructura de la introducción puede variar según las instrucciones de tu universidad o lo que indique directamente tu tutor. A pesar de ello, este apartado significa el comienzo de todo el trabajo, así que, sin importar la estructura que te impongan, tendrás que exponer el tema que vas a tratar, por lo que debes tener muy claro la forma en la que abordarás tu TFG.

Por ello, te recomendamos tener completamente delimitado el tema, además, te recomendamos empezar por lo más general, hablar un poco de historia y culminar con lo específico, indicando también el objetivo que quieres alcanzar con tu proyecto  en el último párrafo de la introducción de tu TFG.

Algunas recomendaciones adicionales

1. No hagas exposiciones interminables.

Debes ser preciso a la hora de desarrollar la introducción de tu TFG, es solo el comienzo,  por ello, no es recomendable que el lector sepa el desarrollo y desenlace de tu investigación en este apartado.

2. No te extiendas demasiado, evita usar los antecedentes más remotos

En el momento de exponer los antecedentes en tu TFG, debes colocar los más relevantes e importantes, utiliza solo aquellos acontecimientos que realmente sean llamativos o trascendentales. Ten en cuenta que esta es la primera parte, aquí llamarás la atención del lector. Evita aburrir con mucha historia. Además, los acontecimientos más relevantes son los que realmente interesan para el desarrollo del TFG.

3. Evita incluir ilustraciones concretas.

Si quieres incluir ilustraciones en la introducción de tu TFG, evita utilizar imágenes que sean muy precisas. Te recomendamos dejar las ilustraciones precisas para el desarrollo a lo largo de tu investigación, esto te ayudará a explicar mejor la figura o imagen que quieres usar y además, captará la atención del lector.

4. No anticipes las conclusiones del estudio.

En el apartado inicial no debes incluir las conclusiones de tu investigación, ya que si se dan los resultados al comienzo del trabajo, se pierde el interés en el desarrollo de el mismo, además, el lector se cohíbe de encontrar por sí sólo la solución de la argumentación. Siempre busca despertar el interés por tu TFG.

5. No involucres nada que no esté relacionado con el tema a desarrollar.

Cuando realices la introducción de tú TFG, debes colocar sólo los aspectos que son realmente necesarios y relevantes. Además, aunque es evidente, debes asegurarte de que todo lo que expongas se encuentre relacionado directamente con el tema que estas investigando. Por ejemplo, evita mencionar anécdotas o información personal. Ten en cuenta que estas elaborando un trabajo de fin de grado universitario, por lo que todo lo que indiques debe estar respaldado por otras investigaciones.

6. Presenta la información de manera ordenada.

Es importante que a la hora de realizar la introducción de tú TFG tengas la información ordenada, esto te ayudará con la exposición del tema y la organización general del trabajo final de grado. Además, debes organizar tus ideas enlazándolas una a una de manera lógica y coherente, así como también los párrafos y las frases. Esto le dará entusiasmo al lector y llamará su atención. Recuerda que este apartado es la carta de presentación de tu investigación, cualquier idea desordenada llenara de dudas al lector y cuestionará aún más el desarrollo de la investigación.

7. Se breve.

Debes considerar que la introducción de tú TFG debe ser breve y precisa, es un preámbulo de tú investigación y extenderse no captará la atención del lector. Te recomendamos tener un máximo de tres páginas y un mínimo de una página y media. No obstante, como te indicamos, todo dependerá también de las instrucciones de tu universidad y las indicaciones de tu tutor. Ten en cuenta que seguir los consejos de la persona que supervisa tu trabajo te ayudará a tener éxito en el mismo.

 

Esperamos sea de ayuda estos consejos.

Si tienes alguna duda o no sabes cómo empezar puedes contar con nosotros.

En TuTesis.Net cumplir tus sueños y alcanzar nuestras metas es nuestra prioridad.

Síguenos en Instagram y Facebook